Seguir pensando en las personas queridas después de su departida es algo natural, sano, porque ellos viven en nuestro recuerdos.

Aquí encontrás un espacio con la sugerencia de como, para ti, se puede acordar una persona fallecida.

Los comentarios serán filtrado por el administrador de Ricordandoti.

N. (de Colombia) dice:

«No quiero dejar a mis familiares la palabra llave de mis actividades: son un mi espacio privado. Mi voluntad digital es que se borren todos mi contenidos, si, a caso, muero antes de borrarlos yo mismo».

Una idea en “Vuestro espacio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *